Alejandro Stöberl, Buenos Aires, 1963.
stoberlArquitecto y Artista Plástico. Profesor Adjunto en Taller de Proyecto en la Facultad de Arquitectura de la  U.P., en Proyectual I y II, F.A.D.U de la U.B.A. y en el Posgrado D.I.P.A, Diseño de Producto para la Arquitectura también en la F.A.D.U de la U.B.A.  Actualmente Titular de Alejandro Stöberl Arquitectos, que han llevado adelante varios proyectos y obras de Arquitectura Residencial y Comercial, así como también han incursionado en los límites entre la Arquitectura y el Diseño, en ocasiones en solitario, en otras asociado, antes a los Arquitectos Manuel Martí y Fernando Molina y en la actualidad realizando obras con el Arq. Macelo Del Torto.  Muchas de estas obras han sido publicadas en medios especializados en Argentina, Japón, Francia, España y Reino Unido.  Obtuvo diversos premios en Concursos Nacionales e Internacionales. En 2007 obtuvo el Premio CAyC Futuro de la Arquitectura.

Participó en numerosas Muestras y Exhibiciones como las Bienales de Buenos Aires, Venecia, San Pablo y Miami. De 2003 a 2006 fue parte de la muestra Strangely Familiar, organizada por el Walter Art Center de Minneapolis que recorrió varias ciudades de EEUU y Europa, en 2005 participó de la Muestra Internacional Absoluut Architectuur, en Bruselas, Bélgica; en 2006 fue parte de la entrega del sector Arquitectura de Estudio Abierto en el Desembarcadero del Hotel de Inmigrantes, Buenos Aires y en 2007 fue parte de la Muestra HEX, Arquitectura Contemporánea Argentina en el Centro Cultural de España en Buenos Aires.

Por otra parte su obra artística fue exhibida en distintas Galerías de la Ciudad de Buenos Aires, como la galería Amancio o la Galería Praxis.

Estudio
La Filosofía básica del Estudio es siempre tratar de proponer algo distinto, nunca repetirnos, no volver a usar fórmulas que en algún momento nos fueron exitosas. Es siempre estar inmersos en una constante búsqueda, investigar profundamente los programas sobre los cuales nos toca actuar y experimentar con el uso de los materiales, ellos pueden repetirse, pero nunca nuestra forma de usarlos. Si bien la Arquitectura para nosotros sigue consistiendo en transformar una idea en una forma construida, hoy la idea es mucho más que el óptimo ensamblaje de todos los elementos constructivos, tiene más que ver con una serie de relaciones cada vez más profundas: la escala humana, nuestra creciente necesidad de hallar relaciones con nuestro entorno, relaciones hoy cada vez más sensibles y más sugerentes, sea con un entorno natural o con la complejidad de las ciudades, que conviven con el frenético desarrollo tecnológico de las comunicaciones y el transporte, sin olvidarse de la realidad económica/ social, es una constante la búsqueda de la mejor relación calidad / precio en una época preocupada de sobremanera por los costos, optando por una especie de moral constructiva que nos lleva a esforzarnos en buscar el máximo de efectos con recursos formales y materiales exiguos, poniendo el valor intrínseco de cada material para definir nuestra Arquitectura sin concesiones estilísticas o representativas.